David Sales La Adiccion

La Adicción – La Experiencia de David Sales

La Adicción

David: La verdad es que es un camino difícil, porque los adictos estamos muy acostumbrados a hacer lo que nos da la gana, a manipular a todo el mundo y creer que tenemos el control de todo, con lo cual cuando empezamos en la recuperación queremos controlarla también, algo que es imposible, porque tienes que ceder el control de todo , tienes que olvidarte de quién eras y volver a nacer. Entonces hay que hacer muchísimas renuncias y las renuncias son muy complicadas, porque la persona que está acostumbrada a hacer siempre lo que quiere, de repente, que le digan todo lo que tienes que hacer, cómo te tienes que mover, a qué hora te tienes que despertar, cómo tienes que asearte… porque nosotros llegamos hasta el punto que nos dejamos, nos dejamos en la limpieza, nos dejamos en la higiene, en el trabajo, en la vida familiar. Claro, es muy complicado, muy complicado hacer el cambio.

Cuando empecé en las terapias de grupales, poco a poco, te vas dando cuenta que lo que te pasa no te pasa a ti solo, le pasa a un grupo de gente que están reunidos contigo en una sala y están hablando de sus cosas íntimas, que sus cosas íntimas son las mismas que las tuyas, porque aunque nos diferencien rasgos personales, prácticamente todos hemos pasado por las mismas cosas, sino uno otro, y entonces vas viendo gente que lleva muchos años recuperándose y sigue teniendo ciertos problemas, porque claro, yo personalmente pienso que esto es para toda la vida, y en el centro también te lo enseñan cuando llevas un tiempo, porque dejar la sustancia en sí no es complicado con un tiempo de recuperación la sustancia la logras dejar, pero poder controlar las emociones, esas emociones que nos llevan a la adicción, poder conocerte a ti mismo y aprender a utilizar las herramientas que te enseñan, que no estás solo, que tienes compañeros, que tienes al centro… tardas tiempo en comprenderlo, pero más o menos, cuando ya llevas un año de recuperación o año y medio, te das cuenta que esto es para toda la vida, y ya no te cuesta tanto, entiendes que esta nueva manera de vivir no tiene nada que ver con la manera de vivir que tenías antes.

El infierno ha acabado, y ahora por lo menos tienes ayuda para poder seguir día a día, y eres una nueva persona, una persona mejor.

David Sales

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *